EJERCITANDO EL VALOR DE LA EVALUACIÓN

Lunes, 10 Julio 2017 17:46

objetivo

Que por la práctica del valor de la evaluación nos habituemos a analizar y revisar constantemente nuestros actos para reencontrar caminos que os lleven a ser mejores.

concepto

El valor de la evaluación se refiere a la capacidad de analizar lo sucedido o realizado para mejorarlo. Evaluamos cuando consideramos lo que ha sucedido o hemos realizado y le damos una calificación, no precisamente numérica, ya que también evaluamos cuando valoramos algo como bueno o malo. En muchas ocasiones es recomendable establecer una escala más detallada para evaluar lo realizado y por ejemplo calificarlo como: deficiente, mal, regular, bien, muy bien y excelente.

El valor de la evaluación es el valor que por sí mismo cierra la serie de valores "Ejercitando el valor de..." La práctica de valores como la autenticidad, la puntualidad, la previsión, la ponderación y la evaluación ayudan a formarnos en la virtud de la prudencia que a su vez se considera "la madre de todas las virtudes".

 

Necesitamos hacer del valor de evaluación un hábito, porque tendemos a volver a "inventar el hilo negro" y no construimos sobre una propia experiencia, usualmente no guardamos constancia de lo realizado o no nos damos el tiempo para reflexionar sobre ello. La evaluación es un valor porque nos ayuda a enriquecer la libertad, ya que ésta se fortalece más cuando tomamos como punto de partida la experiencia pasada para  hacer una elección en el presente.

Cuando el valor de la evaluación lo referimos a la capacidad de analizar lo sucedido o realizado abarcamos el proceso por el cual se juzga y emitimos un juicio de valor acerca de lo realizado, así sea un objeto elaborado, un acontecimiento planeado o un incidente.

A lo largo de este proceso las personas argumentamos, valoramos y evaluamos tomando como punto de partida los objetivos que llevaron a su realización. En gran parte depende de la claridad y precisión de los objetivos, para lograr efectividad de la evaluación, ya que si no se sabe con exactitud qué es lo que se deseaba lograr, no podrá obtenerse un resultado confiable.

La evaluación consiste fundamentalmente en verificar el grado en que se cumplieron los objetivos, de modo que antes de iniciar un proceso o actividad, en el momento de precisar los objetivos a lograr, también hay que procurar empezar a planear la forma de realizar la evaluación.

En otras palabras, que en todas nuestras actividades; familiares, personales o de servicio, siempre nos preguntemos ¿Para qué vamos a realizar esa actividad? Para así tener claro su o sus objetivos. ¿Cómo nos daremos cuenta si la estamos ejecutando correctamente? Revisando como vamos durante el desarrollo de la actividad, ¿Cómo evaluaremos el o los resultados? Revisando si se cumplieron los objetivos e interpretando los resultados obtenidos.

Debemos tener presente que la principal finalidad de la evaluación es retroalimentar el proceso realizado, detectar deficiencias y corregirlas a tiempo para no volver a "tropezarnos con la misma piedra". También es importante que tengamos presente, que la evaluación no tiene que hacerse sólo en los momentos finales de un proceso, sino que puede ser un proceso paralelo a las actividades que se realizan para poderlo corregir o mejorar sobre la marcha.

Formar a nuestros hijos en el valor de evaluación es muy importante para que se acostumbren a autoevaluar sus acciones y sus actitudes y para que comprendan que evaluar lo que realizamos nos ayuda a mejorar. En los niños pequeños no podemos pretender que realicen evaluaciones pero si podemos cuidar que no se pongan en manifiesto ante ellos antivalores de la evaluación como son: el desprecio, la desvaloración, la inconsciencia, la precipitación, la impulsividad y la testarudez.

Además de la importancia que tiene practicar este valor en el aspecto personal y familiar, debemos promoverlo en nuestros centros de trabajo en la agrupaciones a las que pertenecemos y a que forma parte indispensable d ela llamada "cultura de calidad" en el mundo actual.

En nuestra sociedad, todos parecemos sentirnos culpables cuando se evalúa una actividad con la que estamos relacionados o somos parte d ela misma. Hay personas que equivocadamente identifican la evaluación como una actividad cuyo fin es casi exclusivamente detectar errores, defectos o aspectos mal llevados, por lo tanto percibe la evaluación como sanción o clasificación, ya sea de personas, de objetos, de establecimientos, de proyectos o de hechos.

Sin embargo, si consideramos que la evaluación es un proceso de obtención y análisis sistemático de información con el fin de valorarla y tomar decisiones, podemos percibir que es una actividad que está orientada a proporcionar información para permitirnos una mejor realización de nuestras actividades.

Las acciones que acompañan a la vivencia del valor de la evaluación son: reflexionar, sopesar, corregir, mejorar, perfeccionar, esforzarse.

Algunas frases que nos invitan a vivir el valor de la evaluación:

Es imposible mejorar sin evaluar

El que no conoce la historia tiende a repetirla

Hay que reailzar lo planeado y evaluar lo realizado

Si queremos promover cualquier mejora es necesario establecer procesos de evaluación

Transformar el valor de la evaluación en actitud de vida:

Hacer un balance de lo que se hizo durante la semana.

Medir el crecimiento personal en base a los logros obtenidos.

Examinar a fondo nuestros actos.

Hacer un análisis de co nciencia para mejorar.

Autoevaluar la calidad de los propios trabajos.

Publicado en Valor del mes

CONTACTO MFC Católico

Si deseas conocer más acerca de nuestro movimiento y participar activamente en tu propia fe como matrimonio. Contactanos por los siguientes medios

  Dirección: Parroquia Ma. Auxiliadora, Calle Texas #1, Colonia Americana. Tampico, Tam.

  Móvil: 833.150.71.41

  Correo: contacto@sector4.org

Tambien puedes contactarnos a través de nuestro formulario de contacto. Puedes solicitar información o si deseas participar de algun servicio como comedor comunitario o donación de despensas, haznoslo saber.

De antemano, te damos las gracias por tomarte este tiempo para conocer mas de nosotros.